Características de los nuevos detectores de radar

radar

Como parte del avance exponencial que hemos visto en los últimos años en cuanto a productos y herramientas tecnológicas se refiere, es indudable el aporte que cada una de estas creaciones realiza sobre la vida cotidiana del común de los ciudadanos españoles, los cuales recurren cada día a nuevos artefactos que solucionan alguno de los aspectos y de las necesidades de su vida cotidiana. En este sentido, y adecuándose a los tiempos que corren, se aprobó recientemente en el Congreso de Diputados una nueva Ley de Tráfico que incide en forma directa sobre la prohibición del uso de aquellos sistemas que se dedican a indicar a los conductores el momento en el que se acerca con su vehículo a un lugar con radar fijo o móvil. En esta misma ley se aclaran las diferencias entre los avisadores y los detectores de radar, dos aparatos de última generación que fueron creados por especialistas para colaborar con la experiencia de manejo de los conductores españoles.

 

En primer término, se establece que el avisador de radares es un producto de tamaño pequeño pero que incorpora una base de datos y un GPS interno con un sistema de geolocalización que controla la ubicación del coche y le avisa al conductor mediante una secuencia sonora cuando se acerca a uno de los radares que figuran en dicha base de datos. Esta tecnología suele estar integrada a los GPS con mapas de carreteras que se pueden adquirir en cualquier tienda, además de incorporarse a los smartphone con una aplicación creada para ello. Vale destacar que este sistema pasivo es absolutamente legal en las carreteras de nuestro país, por lo cual su uso no supone ninguna clase de infracción.

 

En el caso de los detectores, como se indica en esta página web, es un artefacto que cuenta con la capacidad de realizar barridos en diferentes rangos de frecuencias, cuestión que permite detectar las ondas emitidas por los radares en funcionamiento para avisar de su existencia. La principal ventaja respecto de los defectos sobre los avisadores es que el mismo está capacitado para reconocer los radares móviles que no están colocados en un punto fijo sino que se trasladan en forma permanente y se instalan en la carretera o en los coches patrullas. El único inconveniente asociado con los detectores de radares es que los mismos han dejado de ser legales, motivo por el cual el uso de los mismos puede ser penado.